EL SABER FILOSÓFICO

La Filosofía, como forma de conocimiento, está resolviendo determinadas necesidades / problemas que nuestra tradición y cultura occidental no puede solucionar de otra manera. De hecho, la Filosofía, como forma de conocimiento característico de nuestra cultura, también se distingue de otros saberes específicamente humanos como las ciencias, la religión, la técnica o las ideologías. La filosofía:

·       No es ciencia, porque no produce verdades universales y necesarias. La definición de lo que sea el conocimiento científico es una cuestión de índole filosófica (no científica) que requiere un tratamiento aparte en este contexto pero que retomaremos más adelante.

·       No es religión o discurso mágico-religioso, porque no parte de ni utiliza la creencia ni la fe en su proceder, sino el discurso o logos racional-crítico. Tampoco parte del conocimiento de la Verdad, sino que se pregunta por ella (si existe una o muchas verdades, qué son las verdades y en qué se diferencian de otras cosas como las teorías, leyes…) y, en todo caso, la busca, es decir, se interesa por documentarse y estudiar acerca del tema planteado en cada caso.

·      No es ideología, porque no busca convencer de nada a nadie, sino saber a partir de ese logos o discurso racional-crítico. El filo-sofo se interesa por cómo son las cosas, cómo se producen los fenómenos y por qué. Para eso estudia y si le preguntan, intenta atenerse a lo estudiado, aprendido, investigado y contrastado, no a su convicción u opinión (doxa) propia.

·       No es técnica, porque no está determinada en su proceder por ninguna demanda práctico-social. La filosofía tampoco produce objetos materiales, sino intelectuales.

Por lo tanto, la Filosofía es un tipo de saber que no contiene ni produce verdades, que se vale tan solo de la Razón, no de la doxa ni de la creencia (pistis) como herramienta de trabajo y que, además, no miente, o al menos eso intenta, porque no tiene / oculta intereses […]. De igual modo, y en tanto que forma de conocimiento, el saber filosófico constituye una respuesta más que intenta resolver cuestiones que ni la ciencia, ni la religión, ni la ideología pueden resolver.

¿Qué forma de conocimiento es, entonces, el saber filosófico? ¿En qué consiste esa forma de conocer? Pero, además, ¿cuál es el campo /objeto de estudio de la Filosofía? ¿A qué problemas está dando solución o respuesta?

La Filosofíaes un tipo de conocimiento crítico que se abre paso y organiza entre medias de las otras formas de conocimiento y a través de ellas, por eso es un saber crítico de segundo grado. Los contenidos temáticos específicamente filosóficos son precisamente las conclusiones que se han ido desprendiendo -a lo largo de la historia (occidental)- del análisis crítico que la propia disciplina ha ido elaborando sobre su contexto histórico, social. A esas conclusiones las denominamos “ideas”, para distinguirlas de los “conceptos”, que son las herramientas teóricas con las que trabajan otras formas de conocimiento.

Es decir, la Filosofía confronta, analiza, organiza, sintetiza saberes que, a su vez, están repletos de conceptos e ideas, implicados en la definición o explicación de una cuestión o problema planteado. El resultado de este análisis crítico supone, por una parte, la CLARIFICACIÓN DEL PROBLEMA, es decir, la eliminación de cuestiones añadidas, prejuicios, supuestos o inconsistencias que, oscurecen el sentido de la pregunta (definición del problema); y, por otra parte, la AMPLIACIÓN DEL SABER en cada uno de los campos propios de la disciplina, a saber, METAFÍSICA –o pregunta por la “realidad”-, LÓGICA -o pregunta por la correcta argumentación- EPISTEMOLOGÍA –o pregunta por el conocimiento-, POLÍTICA –o pregunta por la mejor forma de organización social-, ÉTICA –o pregunta por la felicidad y el bien- y ESTÉTICA –o pregunta por la belleza-. Ambos resultados constituyen respectivamente el aspecto crítico y el corpus de la disciplina. Corpus que ha ido construyéndose a través del tiempo, por eso existe una historia de la filosofía.

Retrocederemos ahora unos siglos para estudiar algunas de las condiciones históricas que posibilitaron la emergencia de este saber como propuesta racional válida para afrontar la resolución de una serie de problemas que aquejaron a la sociedad ateniense hace 25 siglos más o menos. ¿Cuál es la necesidad concreta que provocó la emergencia del discurso o saber filosófico, esto es, de la Filosofía?

 


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s